5 consejos prácticos para emprender y no morir en el intento.

¿Te gustaría poner en marcha tu proyecto? ¿Has decidido que el camino del emprendimiento es la mejor opción para ti?

Muchas felicidades, has tomado una buena decisión, soy Miguel angel y tengo más de 9 años emprendiendo y me gustaría contarte un poco de lo que aprendido en mi camino.

1.- El no lo es todo

Es muy común tener en mente siempre la cuestión del dinero a la hora de emprender, «voy a ahorrar para comprar una mesa», «voy a ahorrar X cantidad para acondicionar el local».

Emprende con lo que tengas, todos los emprendimientos siempre comienzan con cosas básicas y poco a poco crecen lo importante es comenzar para que puedas ver si tus productos o servicios son aceptados por los clientes o no.

Ten paciencia, puedes desilusionarte si crees que a la hora de iniciarlo vas a ganar una gran suma de dinero. No es lo habitual, sino que el negocio ha de crecer progresivamente y solventar los problemas que te encuentres durante el camino.

Ten en cuenta que es muy probable que al principio tengas que realizar muchas acciones porque quizá no tengas un presupuesto alto para pagar a profesionales que las ejecuten.

2.-

Plasma tus ideas en un papel o alguna herramienta digital, no importa, plasma tus ideas. Es muy fácil perder el rumbo por tantas cosas que debes hacer y esto a la larga te perjudicara, comenzaras a formarte vicios y cuando tu equipo crezca es muy probable que esos vicios se apeguen a ellos y no los podrás quitar más adelante.

Lo ideal es realizar un plan de negocio de forma inicial, este plan te permitirá en todo momento conocer la ruta que trazaste previamente y te ayudara a validar si tu modelo de negocio es viable o no antes de que inviertas tu tiempo, esfuerzo y dinero. 

 

¿Que valores tiene tú emprendimiento? ¿Cuáles son los costos de tus productos o servicios? ¿a quién le vas a vender?

Todas estas preguntas son importantes responderlas desde un inicio, los valores de tu empresa muchas veces sera con lo que se identifiquen tus colaboradores y tus futuros clientes.

Uno de los errores más comunes es no tomar en cuenta todos los costos que vienen inmersos en tu producto o servicio como materia prima, envolturas, mano de obra, pago de impuestos lo que a la larga se traducirá que las ganancias no sean las esperadas.

3.- Delega

Si te estas dedicando aquello en lo que te encanta y eres un verdadero experto y tu negocio está creciendo, ha llegado el momento de delegar.

Si lo se, si eres como yo vas a decir que como es posible que delegue responsabilidades, pero es necesario, de verdad te lo deseo de todo corazón que tu emprendimiento vaya creciendo y tengas que delegar, es una de las cosas mas difíciles de hacer.

Este paso sera para focalizar tus energías para fortalecer otros aspectos de tu emprendimiento y continue en crecimiento.

Se un líder y no un jefe, en mi opinión muy particular es muy sencillo ser un jefe por que solo tienes que pedir sin tener empatía por tus colaboradores, un líder es aquel que junto a sus colaboradores reman en la misma dirección, si crece el emprendimiento ganas tú pero también ganan tus colaboradores.

4.- Identifica con claridad

¿Qué te hace especial frente al resto? Seguro que en tu sector vas a encontrar mucha competencia, pero debes tener claro lo que tú ofreces.

Es decir, porque deben acudir a ti y no a otro.

Desde un inicio debes tener muy en claro los valores que transmites a tus clientes.

En mi opinión no debes competir solo por precio porque al final deberas cubrir unos costos de producción y operación, al final eso te acabara causando problemas, créeme.

Una ves más te lo digo, escribe todo aquello en lo que destacas y eres capaz de dar como un valor añadido. Ahí radicará el éxito de tu emprendimiento si consigues transmitir esos valores añadidos a tus clientes.

5.- Identifica

Identifica a tus clientes, que tipo de personas te consume, porque te consume, ¿Le has preguntado si te recomendaría?.

Una vez conozcas a tus clientes podrás enfocarte a un público para vender tus productos o servicios, te acercarás a él y evitarás a los clientes que te hacen perder el tiempo.

Si lo se, suena raro eso de que un publico te hace perder el tiempo, pero es real, hay clientes potenciales que no son tu mercado objetivo y al inicio de todo emprendimiento gastas mucho tiempo y recurso en ese tipo de clientes.

De verdad, huye de los clientes que siempre quieren un descuento o que te dice que conoce a alguien que le cobra más barato, por lo regular es un cliente que muchas de las veces le invertirás mucho tiempo y no se concretara la venta o no estará conforme con lo tu trabajo.

Siempre que puedas, sal de tu zona de confort

Parece algo trillado pero siempre que puedas sal de tu zona de confort, a veces necesitamos dar ese salto de fé para dar el siguiente paso. Te recomiendo mucho que leas acerca de una metodología llamada AGILE en donde aprenderás a llevar un mejor control de tus metas, muchas veces encontraras ejemplos relacionados con la programación informática, pero créeme, lo puedes aplicar en tu día a día.

Te gusto este post, ayudanos compartiendo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on print
Imprimir este post